13 agosto 2016

CRISIS DE LA MONARQUIA ESPAÑOLA (RESUMEN)

Resumen de la Crisis de la monarquía española 

I. La invasión francesa en España: El emperador Napoleón Bonaparte había decidido castigar a Portugal por no respetar el Bloqueo Continental contra Inglaterra. Entonces, invitó a España para unir sus fuerzas y ocupar Portugal. Así, Francia y España firmaron el tratado de Fontainebleau (27 de octubre de 1807), por el cual España autorizó al emperador francés Napoleón Bonaparte para que su ejército atraviese el territorio español y pueda invadir Portugal. Sin embargo, las tropas francesas después de invadir Portugal empezaron a ocupar ciudades españolas, violando así el tratado de Fontainebleau.


II. La disputa por la Corona española: La invasión napoleónica provocó la furia de muchos españoles, lo que llevó al estallido del Motín de Aranjuez (17 de marzo de 1808). Este episodio significó la caída del primer ministro Manuel Godoy y la abdicación del rey Carlos IV. La Corona española recayó en Fernando VII, quien contaba con la simpatía del pueblo. Pero poco después, Carlos IV declaró nula su renuncia y reclamó la Corona con el apoyo del mariscal francés Joaquín Murat. Esta disputa fue aprovechada por Napoleón para invitar a Fernando VII y Carlos IV a arreglar el problema en la ciudad francesa de Bayona.

La ciudad de Madrid quedó en manos de Murat, quién el 2 y 3 de mayo de 1808 sofocó a sangre y fuego una revuelta del pueblo español contra la ocupación francesa. Mientras tanto, en Bayona, Napoleón Bonaparte convenció a Fernando VII para que devuelva la Corona a su padre Carlos IV y a éste para que renunció en favor de Napoleón. Esto ocurrió el 5 de mayo de 1808 y se recuerda como las Abdicaciones de Bayona o la Farsa de Bayona. La familia real española fue retenida por Napoleón en Francia.

El 27 de mayo de 1808, se formó la Junta de Sevilla, para encargarse del gobierno de España y organizar la lucha con la ocupación francesa. El 7 de julio de 1808, Napoleón Bonaparte nombró a su hermano José Bonaparte como Rey de España.


III. La Guerra de Independencia Española: La Junta de Sevilla logró organizar un ejército para luchar contra los franceses. El rey José I llegó a Madrid el 20 de julio de 1808, pero tuvo que abandonarla pocos días después porque el ejército español derrotó a sus tropas en  la batalla de Bailén (19 de julio de 1808).

Entre mayo y setiembre de 1808, se habían formado juntas de gobierno en muchas provincias españolas. Todas decidieron fusionarse y el 25 de setiembre de 1808 se instaló Junta Suprema Central de Sevilla. Su presidente fue el conde de Floridablanca y tuvo 35 miembros.

La Junta Suprema de Sevilla firmó un tratado de alianza con Inglaterra el 14 de enero de 1809. Otras obras importantes son sus decretos otorgando representación soberana a las colonias americanas (22 de enero de 1809) y la convocatoria a Cortes Constitucionales para el año 1810 (22 de mayo de 1810). El 29 de enero la Junta Suprema se auto disolvió  para dar paso al Consejo de Regencia de España e Indias.

El Consejo de Regencia de Cádiz quedó instalado el 2 de febrero de 1810 para gobernar en representación de Fernando VII y organizar las Cortes Constitucionales. El Consejo tenía 5 miembros, incluido un representante de las colonias.

IV. Las Cortes de Cádiz: El 24 de setiembre de 1810 quedó inaugurada la Asamblea Constituyente, más conocida como las Cortes de Cádiz, con diputados de España y las colonias. Fue de tendencia liberal y entre sus decretos decretos destacan: la Libertad de imprenta (1810), la abolición del régimen feudal (1811), la supresión del Tribunal de la Inquisición (1813) y la abolición de los gremios, con lo cual se implantó la libertad económica, comercial, de trabajo y de fabricación (1813). Pero su obra más importante la redacción y promulgación de la Constitución de Cádiz.

V. La Constitución de Cádiz: Fue promulgada el 19 de marzo de 1812, por lo que también es llamada Constitución de 1812 o Constitución Doceañista. Esta carta magna instauró la monarquía constitucional y la separación de poderes en España. Además, implantó el sufragio masculino indirecto, la libertad de imprenta y la libertad de industria.

VI. Fin de la Guerra de Independencia: El 21 de junio de 1813 los españoles e ingleses derrotaron a los franceses en la batalla de Vitoria, donde los españoles derrotaron a los franceses. Esta derrota y otros fracasos en Europa hicieron que Napoleón libere y devuelva la Corona española a Fernando VII firmando el el tratado de Valençay el 11 de diciembre de 1813.

El 22 de marzo de 1814, el rey Fernando VII pisó nuevamente España y se negó a reconocer a las Cortes de Cádiz. El 5 de mayo de 1814, restableció la Monarquía Absolutista y declaró nula toda la obra de las Cortes de Cádiz.

El 20 de julio de 1814, los reyes Fernando VII de España y Luis XVIII de Francia firmaron el Tratado de Paz, finalizando así la Guerra de Independencia Española.