24 setiembre 2009

EL PROYECTO COLOMBINO

Cristóbal Colón sustentando su proyecto. Dibujo: BBC

Resumen del proyecto colombino

En la década de 1480, mientras los navegantes portugueses exploraban las costas occidentales del África, el marino genovés Cristóbal Colón proyectaba abrir una nueva ruta hacia el Lejano Oriente (India y China) navegando directamente por el oeste; es decir, cruzando el oceáno Atlántico.

Siguiendo a Ptolomeo, Colón estaba seguro de que la Tierra era esférica y que la superficie terrestre era un macizo de tres continentes unidos: Europa, Asia y África. Todo rodeado de un solo océano.

Durante el medioevo la mayoría de geógrafos creía que el mar que separaba Europa de Asia era muy extenso y que era imposible atravesarlo navegando. Recién a principios del siglo XV el erudito francés Pierre D`Ailly (Petrus de Aliaco) sostuvo que la ruta occidental hacia la China era corta y que solo la separaba de Europa “un mar estrecho”. Colón compró su obra “Imago Mundi” en 1481, y estudió mucho sus cartas y argumentos.<

Otro estudioso que compartía esta idea era el cartógrafo Paolo de Toscanelli, quien incluso le escribió a Colón respaldando su proyecto y alentándolo a llevarlo a cabo. Estudiando sus cartas el Gran Navegante llegó a la conclusión de que el planeta Tierra era pequeño y que Cipángo (Japón) estaba solo a 375 leguas o 2000 kilómetros de distancia.

Colón soñaba con llegar a la Catay (China), Cipángo (Japón) y Cálicut (en La India), países que el famoso viajero del siglo XIII Marco Polo había descrito lleno de riquezas como especias, sedas, porcelana y marfiles. Su obra "El Libro de las Maravillas" siempre acompañó al genovés que también creía que, con el apoyo del Gran Khan, los asiáticos se convertirían rápidamente al cristianismo y ayudarían a derrotar a los musulmanes del Cerceno y Medio Oriente para poder rescatar los Santos Lugares cristianos como Jerusalén y Constantinopla.