21 agosto 2016

REBELIONES CRIOLLAS EN EL PERÚ (RESUMEN)

Resumen de las Rebeliones Criollas en el Perú 

1. Rebelión de Francisco de Zela (1811): En Buenos Aires se había formado una Junta de Gobierno patriota que envió un ejército al Alto Perú al mando de José Castelli. Este avanzó hasta la ciudad de La Paz y desde aquí envió emisarios a ciudades del sur del Perú invitándoles a tomar las armas contra el virrey Fernando de Abascal.


En Tacna, el criollo Francisco de Zela atendió el llamado y organizó un plan para tomar la ciudad y esperar a las fuerzas argentinas. El 20 de junio de 1811, Zela y sus hombres asaltaron el cuartel de Tacna y tomaron el control de la ciudad. Sin embargo, el mismo día el ejército rioplatense fue derrotado en la batalla de Guaqui y tuvo que replegarse. El 26 de junio, llegó la mala noticia a Tacna y muchos rebeldes se desmoralizaron, entre ellos el capitán Gabino de Barrios quién traicionó a Zela y lo tomó prisionero. Los realistas recuperaron el control de Tacna y enviaron a Zela a Lima. Aquí el caudillo fue juzgado y condenado a diez años de prisión en el Castillo de Chagres, en Panamá, donde murió entre 1818 y 1821.

2. Rebelión de José Crespo y Castillo (1812): El 22 de febrero de 1812, estalló la rebelión indígena en Panao, Pillao y Huamalíes, poblados cercanos a la ciudad de Huánuco. Cansados de los abusos de los subdelegados e instigados por los criollos y mestizos afectados por la prohibición del libre comercio de tabaco, los indígenas rodearon Huánuco, derrotaron a los realistas en la batalla de Huayopampa (23-febrero-1812) y tomaron la ciudad a sangre y fuego, saqueando las propiedades de los españoles. Los rebeldes instalaron una Junta de Gobierno encabezada por el criollo Domingo Berrospi, pero a los pocos días este fue reemplazado por don José Crespo y Castillo, quien preparó a los rebeldes para enfrentar el contraataque realista. Las fuerzas virreinales llegaron y el 12 de marzo de 1812 se llevó a cabo la batalla del Puente de Ambo, donde los realistas, mejor armados y disciplinados, mataron a muchos indígenas y tomaron muchos prisioneros. Luego ingresaron a Huánuco y fueron en persecución de José Crespo y Castillo, que al ser capturado fue sometido a un juicio y condenado a muerte. Fue estrangulado el 14 de setiembre de 1812.


3. Rebelión de Enrique Pallardelli (1813): Cuando el Ejército del Norte enviado por el gobierno patriota de Buenos Aires llegó al Alto Perú, su jefe Manuel Belgrano envió mensajeros a varias ciudades peruanas para instigar rebeliones a favor de la Independencia. En Tacna, un grupo de patriotas liderados por don Enrique Pallardelli logró formar un pequeño ejército y tomó la ciudad el 3 de octubre de 1813. Seguro del avance de los argentinos, Pallardelli llevó sus tropas rumbo a Arequipa, pero desde aquí un ejército realista le salió al frente y lo derrotó en la batalla de Camiara (31-octubre-1813), cerca de Moquegua. Para empeorar las cosas, el ejército rioplantense también fue derrotado por esos días en las batalla de Vilcapuquio (1-octubre-1813) y Ayohuma (14-noviembre-1813). Pallardelli logró huir a Argentina donde se involucró en sus guerras civiles y murió fusilado en Buenos Aires en mayo de 1815.

4. Rebelión de los hermanos Angulo y Pumacahua (1814-1815): El descontento cusqueño por el incumplimiento de las leyes liberales de las Cortes de Cádiz provocó el estallido de la rebelión el 3 de agosto de 1814. Su máximo líder fue José Angulo, quien aquel día dirigiendo el golpe contra la Audiencia del Cusco y la instalación de una Junta de Gobierno encabezada por el brigadier Mateo Pumacahua. José Angulo se autotituló Capitán General de las Armas de la Patria y organizó tres ejércitos. El primero, liderado por Juan Pinelo e Idelfonso Muñecas avanzó por Puno y llegó a tomar La Paz, pero después fue derrotado por el general español Juan Ramírez en la batalla de Chacaltaya (2-noviembre-1814). El segundo, liderado por Manuel Hurtado de Mendoza y Mariano Angulo avanzó hasta Huamanga, pero después fueron derrotados por el coronel español Vicente González en las batallas de Huanta (30-setiembre-1814) y Matará (27-enero-1815). El tercero, fue liderado por Mateo Pumacahua y Vicente Angulo. Derrotó al mariscal Francisco Picoaga en la batalla de Apacheta (10-noviembre-1814) y tomó Arequipa. Pero después fue vencido por el general Juan Ramírez en la decisiva batalla de Umachiri (11-marzo-1815). Los realistas recuperaron Cusco el 25 de marzo de 1815 y fusilaron a los hermanos Angulo y otros jefes patriotas el 29 de mayo de 1815. Antes, habían fusilado al poeta Mariano Melgar en Umachiri (12-marzo-1815) y decapitado a Mateo Pumacahua en Sicuani (17-marzo-1815).