14 agosto 2014

¿QUIÉN FUE MARÍA DE OLIVA Y HERRERA?

Hilandera huanuqueña, como la madre de Santa Rosa de Lima. 
Foto: Hobobiker (Flickr).

María de Oliva y Herrera: La madre de Santa Rosa de Lima

Doña María de Oliva Herrera, madre de Santa Rosa de Lima, nació hacia 1550 en Huánuco (sierra del Perú). Algunos textos modernos mencionan equivocadamente que fue criolla, pero ella fue indígena.


Así lo corroboran diversos testimonios de personas que conocieron de cerca a los Flores de Oliva en el siglo XVII. Por ejemplo, el fraile franciscano Gonzalo Tenorio, amigo de la familia, escribió en 1670 que la madre y los abuelos maternos de Santa Rosa de Lima "fueron puros Indios, de los nuevamente convertidos”. Esto fue confirmado por don Juan del Castillo y Fray Luis de Bilbao, el médico y el confesor de Santa Rosa de Lima.

María de Oliva y Herrera se casó en Lima hacia 1575 con el arcabucero español Gaspar Flores, con quien tuvo 13 hijos. Su afamada hija Isabel Flores de Oliva (Santa Rosa de Lima) nació en 1586. Doña María fue hilandera y costurera. Tenía un taller en su casa del barrio de Monserrate donde cosía y elaboraba diversas prendas con la ayuda de su hija Isabel. Diversas fuentes señalan que era una mujer de carácter áspero y bastante gruñona.

Cuando murió Isabel Flores de Oliva, doña María proporcionó muchos testimonios sobre la vida y obras de su hija durante el proceso que condujo a su beatificación y canonización. En uno de ellos relata el episodio que provocó su cambio de nombre, de Isabel a Rosa: Ocurrió cuando era una bebé de tres meses y doña María en su cuna tan hermosa que "parecía que todo el rostro estaba hecho una rosa". Y entonces le dijo: "Yo te prometo hija mía, que, mientras vivas, de mi boca no has de oír otro nombre sino el de Rosa".