23 julio 2010

LOS PROCERES DE LA INDEPENDENCIA (RESUMEN)

Resumen de los Próceres de la Independencia del Perú

En el Perú llamamos Próceres de la Independencia a los patriotas que encabezaron importantes rebeliones intentando acabar con la dominación española sobre nuestro país.

A continuación tenemos las reseñas históricas de los principales Próceres peruanos:

El prócer Juan Santos Atahualpa
Juan Santos Atahualpa lideró la gran rebelión indígena del Gran Pajonal que estalló en 1742. Con la ayuda de miles de nativos (asháninkas, shipibos, piros) expulsó a los misioneros y colonos españoles de la Selva Central, donde reinó hasta su misteriosa muerte en 1756.

El prócer Túpac Amaru II
Su verdadero nombre fue José Gabriel Condorcanqui. Antes de su gran rebelión era cacique de algunos pueblos al sur del Cusco y trabajaba como arriero. En 1780, encabezó la rebelión anticolonial más importante del siglo XVIII, contando con el decidido apoyo de su esposa Micaela Bastidas. En enero de 1781 estuvieron cerca de tomar el Cusco, pero fueron derrotados y capturados en abril del mismo año. Murieron descuartizados el 18 de mayo de 1781.

El prócer Francisco de Zela
Lideró el “Primer Grito de Tacna” en 1811. Al aproximarse las tropas argentinas del general Castelli por la región del Alto Perú, Zela encabezó la toma de la ciudad de Tacna. Lamentablemente, los realistas derrotaron a Castelli y recuperaron Tacna. Zela fue capturado y condenado a prisión perpetua. Murió en una cárcel de Chagres (Panamá) en 1821.

El prócer José Crespo y Castillo
Se unió a los indígenas que tomaron la ciudad de Huánuco en 1812. Trató de extender la rebelión por las provincias cercanas, pero fue derrotado por los realistas en la batalla de Puente de Ambo. Murió ahorcado en la Plaza de Armas de Huánuco.

El prócer Enrique Pallardelli
Enterado de la victorias del ejército argentino que encabezaba Manuel Belgrano en 1813, Enrique Pallardelli organizó la toma de Tacna. Formó un ejército patriota y salió de la ciudad con el objetivo de capturar Arequipa, pero fue derrotado en la batalla de Camiara, en Moquegua. Logró escapar hacia Argentina, donde se unió a sus fuerzas independentistas.

Los próceres José, Vicente y Mariano Angulo
Lideraron la gran rebelión cusqueña de 1814. Capturaron a los oidores de la Audiencia del Cusco, formaron una Junta de Gobierno y enviaron tropas que lograron tomar La Paz, Huamanga y Arequipa. Sin embargo, el movimiento fue reprimido a sangre y fuego por el poderoso ejército del virrey Fernando de Abascal. Los tres hermanos fueron capturados y ahorcados en la Plaza de Armas del Cusco (1815).

El prócer Mateo Pumacahua
Después de largos años de fidelidad a la Corona española, el cacique Mateo Pumacahua decidió unirse al movimiento patriota que organizaron los hermanos Angulo en 1814. Fue elegido Presidente de la Junta de Gobierno del Cusco y dirigió el ejército patriota que triunfó en la batalla de la Apacheta y tomó la ciudad de Arequipa. En marzo de 1815 se enfrentó nuevamente a los realistas en la batalla de Umachiri, donde fue derrotado. Lo capturaron y decapitaron en Sicuani, al sur del Cusco.